Cantos de Orfeo, de Elena Asins

Elena Asins, Premio Arte y Mecenazgo 2012, categoría Artista.

Asins-5-756x567
El premio en la categoría de Artista está dotado con 50.000 €, 20.000 € de los cuales se destinan a la edición de un libro de artista. En 2012, el premio recayó en Elena Asins, que destinó la dotación del premio a la publicación del libro de artista Cantos de Orfeo, un proyecto de Ediciones La Bahía (Santander) para recuperar una obra clave de la poesía experimental española después de 40 años de silencio.

El jurado del premio en la categoría de Artista, compuesto por Francisco Calvo-Serraller, Lynne Cooke y Vicente Todolí, decidió que Elena Asins era merecedora del reconocimiento por haber llevado una línea de investigación y experimentación muy particular al margen de las modas, por su rigor en la línea que ha seguido y por su perseverancia, sin hacer concesiones a la comercialización y a los vaivenes del mercado del arte, tal y como se pudo ver en su retrospectiva en el Museo Reina Sofía (2011).

En el transcurso de su carrera, que abarca más de cuatro décadas, su obra ha incluido un extraordinariamente amplio registro de formatos y medios tales como dibujo, edición, escultura, vídeo y poesía concreta, caracterizados siempre por el rigor compositivo y la depuración formal. Su creación artística continúa su proceso marcado por la experimentación y radicalidad.

Los poemas concretos que contiene Cantos de Orfeo son una buena muestra de un trabajo apenas conocido de Elena Asins y ausente en la retrospectiva del Museo Reina Sofía. El motivo de esta ausencia es un incendio que sufrió el taller de la artista, en el que se perdió todo el material de la época en qué se dedicó a la poesía experimental (segunda mitad de los años sesenta y primera de los setenta).

De hecho, el caso de la recuperación de este material silenciado durante 40 años también quiere poner en valor el trabajo del coleccionista en la preservación del patrimonio artístico, ya que fue el empresario, coleccionista y editor santanderino José María Lafuente quien descubrió el original entre todo el material del fondo documental del poeta Fernando Millán que adquirió para su colección. Gracias a su labor como coleccionista hemos podido recuperar una pieza única de la poesía experimental española.

Por otro lado, es importante destacar que tanto el premio a Isidoro Valcárcel Medina como a Elena Asins han servido para dar relieve a un tipo de obra poco presente en las principales colecciones españolas de arte contemporáneo: el arte conceptual y la poesía concreta. En paralelo al trabajo de museos por recuperar estas prácticas, que en su tiempo se desarrollaron habitualmente al margen del mercado del arte, la Fundación Arte y Mecenazgo considera fundamental que el coleccionismo se interese por estos ámbitos de la creación, especialmente si se tiene en cuenta que se trata de producciones artísticas en formatos frágiles y que buena parte sigue estando en manos de particulares. La labor del coleccionismo, en este sentido, puede ser vital para salvaguardar un patrimonio cultural que permite explicar un período importante de nuestra historia del arte contemporáneo.

Cantos de Orfeo, un libro de poesía concreta

Esta primera edición, a cargo de Ediciones La Bahía (Santander), consta de 75 ejemplares numerados y firmados por la autora. La edición se presenta en un estuche-caja con atril desplegable, forrado en tela negra y título impreso en termografía. Contiene dos volúmenes: uno, consistente en un bloque de 23 carpetas encuadernadas a la copta, con cubierta en tela y sobrecubierta, en cuyo interior van las hojas de los poemas y los créditos editoriales; el segundo es el prólogo a cargo de Javier Maderuelo, de 39 páginas, encuadernado en tela negra y título impreso en serigrafía.

Según explica Maderuelo en el prólogo, “este libro es un poema cuyo título, Cantos de Orfeo, sitúa su supuesto contenido temático y su intención en una tradición lírica que se remonta a uno de los momentos más antiguos y oscuros de la mitología griega. Pero, al contrario que muchos otros libros de poemas escritos desde entonces, en este no se pretende exponer una historia que sigue un hilo narrativo, aquí los versos no forman las tradicionales estrofas, sino que se presentan como líneas y formas, trazos y figuras que poseen, además de un sentido semántico, un valor plástico. Es, por tanto, un libro de un género poético muy determinado, es un libro de ‘poesía visual’”.

El prologuista añade que cuando “Asins concluyó Cantos de Orfeo se convirtió, como John Cage, en una poliartista, en algo más que una pintora que dibuja con letras, que hace poesía trazando líneas, que utiliza indistintamente el tecnígrafo de dibujo o la máquina de escribir”. La obra, además, se enmarca en un período efervescente de la poesía experimental en España, cuando autores como Felipe Boso, Fernando Millán, Joan Brossa, Julio Campal, José Luis Castillejo y Guillem Viladot empezaron a innovar con una forma artística a medio camino entre la literatura y la plástica. Se trata, pues, de una obra que permite explicar un período en el que poetas y artistas españoles conectaron con una vanguardia artística internacional, con sus focos más importantes en Brasil y el norte de Europa.

Cronología de la obra

  • Marzo de 1972: Elena Asins envía tres poemas a Felipe Boso, que está preparando en Bonn una antología de poesía concreta o más bien experimental para la revista alemana Akzente. Por entonces Asins había estudiado semiótica en Stuttgart con Max Bense.
  • Agosto de 1972: Felipe Boso visita a Elena Asins y le entrega el número de la revista Akzente dedicado a la poesía experimental española. A la hora de seleccionar a los poetas representados en la antología, Boso recibe la ayuda de Fernando Millán e Ignacio Gómez de Liaño. En ese viaje conocen otros poemas de Elena y ya desde Alemania le pide más poemas para otros proyectos. Elena envía en torno a 10 poemas visuales. Se publican por entonces de nuevo en la revista Akzente algunos de los poemas de Cantos de Orfeo.
  • Marzo de 1973: Boso prepara una nueva antología para la que había seleccionado únicamente a 7 artistas, entre ellos Elena, que publicarán cada uno más de una obra o una obra seriada. Para ese proyecto Elena envía Cantos de Orfeo. Esa antología, titulada Prax, se preparaba para Carlos Barral, aunque finalmente no se pudo editar. El libro desaparece durante prácticamente 40 años.
  • 2007: El coleccionista cántabro José María Lafuente adquiere el archivo documental de Fernando Millán, formado por cerca de quinientas piezas entre documentos, vídeos, fotografías, carteles, libros, obras originales y otros soportes que relatan el nacimiento de estas vanguardias de los años sesenta y su posterior evolución hasta convertirse en el género de la poesía experimental. Allí aparece Cantos de Orfeo, que desde el primer momento causa gran sorpresa en el coleccionista por su calidad.
  • 2011: La antología Prax – Cáceres + Asins + Molero + Castillejo + Viladot + Boso = 7 autores experimentales es editada por H. Jenninger y su prólogo todavía muestra lagunas sobre el conocimiento real de la historia. En la obra se presentan 14 imágenes de Elena Asins, a pesar de que el original está compuesto por 22, que son las que ahora ven la luz. Al ver Prax publicado, Lafuente empieza a relacionar su ejemplar inédito de Cantos de Orfeo con la versión publicada en la antología. Investigando en la correspondencia de Felipe Boso y Fernando Millán, el editor y coleccionista acaba de recomponer la historia de Cantos de Orfeo y su condición de inédito, hasta que el Premio Arte y Mecenazgo impulsa una edición que había empezado a fraguarse entre el coleccionista y la artista con la intervención de Javier Maderuelo, autor del prólogo de la edición final.

* Para más detalles sobre la historia de la obra, ver documento adjunto con el texto de José María Lafuente, en el que detalla en primera persona el proceso de recuperación de la obra.

Presentación del libro de artista "Cantos de Orfeo"
José María Lafuente
Discurso completo (PDF)

La edición

La editorial
Ediciones La Bahía fue fundada en el año 2009 en Santander por el empresario, coleccionista y desde entonces editor santanderino José María Lafuente, impulsor material e intelectual de muchos proyectos culturales. Su objetivo fundamental es editar libros de máxima calidad editorial, pero asequibles, que promuevan y difundan la investigación con todas aquellas cuestiones que, de un modo u otro, estén relacionados con el archivo de Lafuente. Este archivo es un vasto fondo bibliográfico, documental y artístico especializado primordialmente en las vanguardias históricas y modernas de ámbito nacional e internacional. Ediciones La Bahía presenta tres líneas editoriales: el ensayo de arte, el libro de artista y la escritura experimental, y la historia y la memoria cultural en Santander y Cantabria del pasado siglo y la actualidad. Dentro de la línea editorial dedicada al libro de artista es donde ve ahora la luz la obra Cantos de Orfeo de Elena Asins.

El prologuista
Javier Maderuelo (Madrid, 1950) es doctor en Arquitectura por la Universidad de Valladolid, doctor en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y catedrático de Arquitectura del Paisaje en el Departamento de Arquitectura de la Universidad de Alcalá de Henares. Desde 1993 es crítico de arte en el diario El País. Es vocal del Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y miembro del comité científico internacional de Les carnets du paysage. Entre sus libros figuran El espacio raptado. Interferencias entre arquitectura y escultura (Mondadori, 1990), La pérdida del pedestal (Círculo de Bellas Artes-Visor, 1994), El paisaje. Génesis de un concepto (Abada, 2005) y La idea de espacio en la arquitectura y el arte contemporáneos, 1960-1989 (Akal, 2008).

Galería de imágenes

CaixaForum Barcelona, 29 de abril de 2013
FAyM“Cantos de Orfeo” de Elena Asins